MENÚ PRINCIPAL
Inicio
Morral de Noticias
Directorio D.L.E.
Perfiles
¿Quién está en línea?
Tenemos 1 invitado conectado(s)



Proyectos Ambientales Escolares –PRAES-: por la resignificación de los territorios ambientales y la vida en el Distrito Capital
Miércoles, 07 de Abril de 2010 10:08

Colegios distritales de las 20 localidades:  Piezas clave en el desarrollo de procesos de gestión ambiental en 8 territorios estratégicos de la ciudad. 

El jueves 18 de marzo, se llevó a cabo el “Primer Encuentro de Proyectos Ambientales Escolares –PRAES- por la resignificación de los territorios ambientales y la vida en el Distrito Capital”.  Este evento, se constituye en la presentación formal y el primer paso de un proyecto de educación ambiental ambicioso, tanto en su cobertura (370 colegios distritales, 372 participantes, 48 sesiones pedagógicas y 2 encuentros territoriales distritales), como en las transformaciones que se plantea desde la educación, frente al desarrollo de los procesos de gestión ambiental dentro de los colegios distritales y fuera de ellos, más exactamente en los 8 territorios ambientales identificados en la ciudad.

El “Proyecto de cualificación de los PRAES desde el enfoque territorial ambiental”, es parte de un proceso conjunto entre las Secretarías de Educación y Medio Ambiente, que además busca apoyar la consolidación de los Comités Locales de Educación Ambiental CLEA y el fortalecimiento del Comité Técnico Interinstitucional de Educación Ambiental CIDEA Distrito Capital.

La Dirección de Preescolar y Básica, de la Subsecretaría de Calidad y Pertinencia, es el área que lidera el proceso desde la Secretaría de Educación, y su director, William René Sánchez, en entrevista para SED LOCAL, explica a continuación, algunos aspectos  importantes de esta propuesta pedagógica.

Desde cuándo se empieza a hablar de PRAES?

Desde los años 70, incluso desde antes, a través de distintas iniciativas en el marco nacional e internacional,  en cuanto a la importancia de trabajar, desde la educación, la diversidad,  la crisis global, el calentamiento de la tierra, el agotamiento de los recursos, la contaminación, el desequilibrio ambiental, etc planteando la necesidad de desarrollar acciones institucionales para avanzar en la formación y la búsqueda de alternativas frente a estas problemáticas.

Este tema es retomado en la Constitución del 91.  Los constituyentes catalogaron lo ambiental como uno de los Derechos de Cuarta Generación.  De esta manera se establecen más parámetros legales que posibilitan el trabajo en Educación Ambiental.  Se avanza en cuanto a que los estudiantes tengan una formación integral en este sentido, que tengan conocimiento y una actitud en cuanto al medio ambiente.

Derivado de la Constitución y de la Ley 115 de 1994, aparece el Decreto 1743 que institucionaliza los PRAE para todos los colegios.  En el 2005, mediante Acuerdo del Concejo de Bogotá, se organizan los  Comités Ambientales Escolares, como órgano asesor del Gobierno Escolar en materia ambiental.


En qué consiste el proyecto y por qué es tan importante?


Cuando hablamos de PRAE, hablamos de la búsqueda, desde la Secretaría de Educación, por implementar acciones de Política Educativa.  El objetivo es lograr que todos los colegios del Distrito tengan implementados los PRAE.  Para ello, se desarrollan una serie de acciones conjuntas con entidades como la Secretaría Distrital de Ambiente y la Universidad Autónoma.

El proyecto plantea levantar el diagnóstico del estado actual de los PRAE en los colegios, organizar las redes de docentes, de estudiantes, organizar encuentros del orden local, del orden Distrital, generar orientaciones de política en relación con la forma como se deben desarrollar, crear, implementar los PRAE en los colegios.  Este proyecto es muy importante porque busca desarrollar orientaciones en relación a cómo hacer pertinentes estos proyectos escolares a las condiciones locales y necesidades de los territorios ambientales, a través de iniciativas y acciones concretas.

Los PRAE son mucho más que un documento, son un proyecto que busca resignificar los colegios a partir también de la resignificación de los territorios. 

Cuál es la meta?

Más que una meta es un direccionamiento de política en general, en relación con lo ambiental.  Todos los colegios deben tener PRAES, pero ese es un proceso que hay que construir.  A partir de una serie de lineamientos, lograr que los colegios a medida que construyen el proyecto, involucren distintos actores, generen compromisos, procesos, procedimientos, acciones para lograr lo que queremos, que haya una cultura de lo ambiental. 

Es necesario que todos los colegios de Bogotá, al final de esta Administración hayan implementado estos PRAE.  La meta para este año es tener los PRAE implementados en 270 colegios.  La meta para el 2011 es que en todos los 370 colegios del Distrito, se estén implementando estos proyectos, con acciones muy concretas.

Qué recomendaciones hace a los colegios?

Los PRAE  tienen que estar estrechamente relacionados con el PEI (Proyecto Educativo Institucional), la educación ambiental debe estar integrada a los currículos, debe existir un compromiso de todas las áreas para asumir los temas ambientales.  Deben ser pertinentes, responder a problemáticas concretas en los territorios ambientales.  Los PRAE requieren, no sólo de la acción exclusiva del sector educativo, sino también de la participación articulada de la comunidad en general, con el apoyo de entidades como las Secretarías de Educación y Ambiente, la Universidad Autónoma, el Jardín botánico, entre otras.

Los PRAE no pueden ser la acción de un docente, o de los profesores del área de ciencias naturales, debe ser una acción conjunta de todos los docentes, estudiantes, padres de familia y comunidad en general.  Los PRAE deben tener un carácter transversal e interdisciplinario, además de generar espacios comunes de reflexión.


En qué consiste resignificar los territorios, en el marco de los PRAES?

Nosotros tenemos una mirada de los territorios que habitamos, de lo local, muy distante de los temas ambientales.  Cuando hablamos de resignificar, nos referimos a volver a nuestras raíces, es conocer, investigar esa historia, esa cultura, esa tradición, la  biodiversidad que estuvo allí o está en ese territorio específico. Cuando identificamos esos aspectos y las problemáticas ambientales como los procesos industriales, talas, extinción de la fauna, etc; el territorio se asume de una manera distinta pero, para resignificarlos, se necesita una conciencia y una actitud desde lo ambiental, una mirada interesada.

¿Cuáles son esos territorios y cómo se seleccionaron?

Son territorios que tienen particularidades ambientales y ecológicas.  La ciudad, en el marco de Política Pública Distrital de Educación Ambiental, ha sido organizada en 8 territorios ambientales:  Cerros Orientales, Humedales, Cuenca Fucha, Cuenca Tunjuelo, Cuenca Salitre, Río Bogotá, Sumapaz, Borde Norte de la ciudad., el río Sumapaz y el borde norte de la ciudad.  No son lo mismo las problemáticas de contaminación de los Cerros Orientales, que las problemáticas de la Cuenca del río Bogotá.  En estos territorios, o cercanos a ellos, hay comunidades educativas.  Sus PRAE buscan resignificar esos territorios.

¿Se resignifica también el papel de la escuela?

Claro, no es posible asumir un proyecto ambiental de esta naturaleza, en una escuela cerrada, tradicional, memorística, repetitiva.  La educación ambiental requiere una escuela que se abre al entorno, que decide conjuntamente con la comunidad alternativas de solución acordes con su problemática ambiental particular. 

¿Cómo se beneficia la ciudad con los PRAES?

Más allá de los beneficios obvios, buscamos generar una conciencia desde lo ambiental,  que logremos un compromiso por lo ambiental de la comunidad en general.  Lograr una cultura de la preservación, de conservar, utilizar y aprovechar de la mejor manera los recursos que brinda la naturaleza.